logo
Cada caso resuelto es un golpe a la impunidad. No importa quien sea, si Mindi o Facundo Cabral. Caso a caso se rompe el muro de la impunidad.

     

     

Presentación:

A partir del año 2001, desde la propia experiencia de ser víctimas, surge la necesidad de dar acompañamiento –humano y profesional- a mujeres víctimas de violencia. En el año 2006 la Fundación Sobrevivientes emprendió de manera estable el proceso en el cual se centra su principal objetivo estratégico que es Contribuir a que las mujeres, niñez y adolescencia víctimas de violencia y la trata de personas en Guatemala, alcancen la justicia y recuperen su proyecto de vida.

El acceso a la justicia para las victimas incluye en el abordaje psicológico el que las mujeres, niñas y adolescentes rompan el círculo de la violencia, recuperen su proyecto de vida y logren recuperar su autoestima y poder interno, reconstruir las relaciones afectivas con su entorno familiar, para contribuir a una sociedad más sana y con una convivencia libre de violencia.

La Fundación Sobrevivientes se perfila como un centro especializado en litigio estratégico. Es una entidad de servicio social, no lucrativo, no gubernamental, sin intereses políticos o religiosos. Está integrada por un equipo de profesionales para brindar atención especializada a mujeres víctimas de violencia.

Es un centro que aplica un enfoque multidisciplinario, humano, solidario y de acompañamiento; que presta atención de refugio temporal a mujeres que viven violencia de cualquier tipo (violencia física, sexual, psicológica extrema).

Los servicios que se prestan:

  • Atención Social
  • Atención Jurídica y seguimiento de casos.
  • Atención Psicológica primaria en Crisis, terapias de recuperación psicológica.
  • Casa de Refugio temporal para las víctimas de la violencia.

Todo esto, en un marco de respeto a la diversidad étnica, sexual, ideológica y religiosa de las mujeres, niñas y adolescentes.

Es una prioridad la intervención inmediata y decidida en casos de violencia contra la mujer. La atención adecuada puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para las mujeres y sus hijos (as). La capacidad de brindar una intervención multidisciplinaria (atención psicológica, legal, médica, preventiva), permite ofrecer a las víctimas las herramientas para generar y fortalecer la toma de decisiones para dar los primeros pasos hacia una recuperación y el inicio de una nueva vida.

Desde el año 2006, Fundación Sobrevivientes ha recibido el aporte de los Fondos de Estado guatemalteco, complementados con el apoyo internacional. Nuestra institución ha sido reconocida en cuanto a la transparencia y manejo adecuado de dichos fondos, con los resultados esperados en cada proyecto.

Antecedentes

El inicio:

En 1999 Norma Cruz y su hija, Claudia Maria Hernández Cruz, quien fue víctima de violencia sexual, empiezan una lucha en búsqueda justicia. A partir de entonces su psicología, su universo, su vida, con una profunda herida, se transformó.

Junto a su hija, Norma Cruz deambuló de institución en institución buscando fortalecer la denuncia, lograr acompañamiento, conocer procedimientos, cursos de acción, obtener apoyo legal.

Se enfrentaron a una realidad angustiante. El abuso sexual no estaba tipificado como tal. Las condenas eran mínimas y estos delitos no eran relevantes para el sistema de justicia. En los operadores de justicia, al momento de actuar, prevalecían estereotipos y paradigmas. La violencia contra la mujer era normal.

Ante estas condiciones, en un primer momento, Norma y Claudia Maria experimentan una sensación de indefensión abrumadora.

 

Surgimiento como asociación:

En una ocasión, estando ambas en una sala de espera del Ministerio Público, conocieron a un niño víctima de violación sexual. Claudia Maria, identificándose plenamente con la situación que estaba ante sus ojos, propuso a Norma hacer algo porque no era posible quedar impasible ante tanta impunidad.

Ese fue el momento en que empezó a gestarse el concepto que daría vida, años después, a Fundación Sobrevivientes. En aquel momento, Claudia Maria y Norma, con lo poco que habían aprendido, iniciaron un proceso de acompañamiento muy básico a la pequeña víctima y a su madre.

Otras mujeres se fueron sumando a la iniciativa. Personas interesadas en apoyar, profesionales del derecho, psicólogas y psicólogos, empezaron a generar solidaridad y voces alrededor del tema.

El Ministerio Público, la Policía Nacional Civil y otras instituciones comenzaron a remitirles casos que requerían acompañamiento. Ante la necesidad de un local se abrió una pequeña oficina, de 5 por 5 metros de espacio, dónde se efectuaba simultáneamente asesoría legal, psicoterapia y trabajo social. En enero de 2003 se adopta la figura jurídica de asociación.

 

Justicia en el caso de Claudia:

El caso de Claudia Hernández llegó a debate. Veinte años fue la sentencia para su agresor. Todo un logro en un país dónde una condena de este nivel era impensable. Norma Cruz vivió sentimientos encontrados.

El caso de Claudia era una esperanza que causó que los casos se fueran acumulando, demandando atención y fondos. Para ahorrar recursos Norma trasladó la oficina a su casa, una pequeña vivienda en zona 1 de ciudad Guatemala. También llegaron víctimas del interior.

El hogar se convirtió además de oficina, en hospedaje y albergue. Eran casos de niñas víctimas de abusos deshonestos, incesto, jovencitas violadas, violencia intrafamiliar, asesinato y tentativa de asesinato. Fueron días difíciles pues los recursos se agotaban pronto. Por lo mismo se vendían algunos valores y se hacían colectas entre amigos.

El 14 de junio de 2006 la asociación se convirtió en la Fundación Sobrevivientes.

Objetivos

General

  • Contribuir a la Prevención, Sanción y Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres y la Niñez en Guatemala, y
  • Al acceso a la justicia por parte de las mujeres y la niñez víctimas de violencia, a través de la creación de un centro especializado sobre la temática.

     

Específicos

  • Realizar incidencia a través de la propuesta y planteamientos en los temas de seguridad, legislación, acceso a la justicia, que contribuya a creación de políticas públicas tendientes a prevenir, sancionar y erradicar la violencia en contra de las mujeres y la niñez.
  • Acompañar a las mujeres y menores, víctimas de violencia, en la búsqueda de justicia y contribuir a mejorar su desarrollo físico, Psíquico, social a través de la asistencia integral.
  • Seguimiento al cumplimiento de los compromisos internacionales, en materia de los derechos humanos de la mujer y del niño, y la eliminación de la violencia contra la mujer y la infancia.

 

logoFS | Site Map | Contact Us | 2012 by Fundación Sobrevivientes
Licencia de Creative Commons
Sitio Web Fundación Sobrevivientes by Fundación Sobrevivientes is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at Consultas [Request]